10 octubre 2019

El Consultorio: Cotarela quiere emprender con corazón y dirección




Este mes ha sido un mes de locos, ¿estamos de acuerdo? No sé a vosotras, pero a mí los inicios de curso me ponen la vida patas arriba. Y ojo, que no me quejo, pero este septiembre ha sido especialmente loco, quizá por la confluencia de:

  • Tener un bebé de ocho meses que está aprendiendo a practicar la a y del que, por su insistencia y nivel de compromiso, ya podemos anticipar va a ser tan obsesivo en la consecución de sus objetivos como lo es su madre (y puestos a decir verdad, también su padre). Somos familia de intensitos.
  • Haber lanzado The Gender Psychologist (por cierto, gracias por el super generosísimo feedback que me estáis enviando y por haber sido tantas las que ya lo seguís).
  • Estar en medio de un proceso completo de cambio de web, de branding. A los que no os dediquéis a este tipo de cosas: Ni imagináis el trabajo que hay detrás de cada cosa, pero qué emoción, ¿sabéis?
  • Andar corrigiendo y maquetando algo de lo que os podré hablar con suerte muy pronto (¡ganas!).

El caso: muy loco. Santiaguito ha comenzado la guarde y cada semana probamos con un virus nuevo, y esto de trabajar sin dormir, corregir sin dormir, grabar sin dormir y escribir sin dormir es tan divertido como una podría imaginarse. Suerte que me encanta lo que hago y con eso me da para no tirarme por un puente. Aunque hay días que hasta a eso llego justa, no os miento.

Pero a lo que vamos.

Hoy, como cada 15 de cada mes, abrimos las puertas de El Consultorio para contestar una de vuestras preguntas.

Cotarela entró en El Consultorio a plantear la siguiente cuestión:

«¿Cómo emprender para expandirse
con dirección y con corazón?»

A mí la pregunta de Cotarela me toca la fibra sensible por muchos motivos, quizá por el momento actual en el que me encuentro, diseñando (trato que con corazón y dirección) lo que os ofreceré una vez vuelva de la baja en unos meses y pueda trabajar de nuevo con vosotras; pero que me la toque a mí no es en algún modo relevante.

Creí que sería una historia potencialmente interesante para todas porque sé bien de quienes compartís conmigo este espacio. Conozco el hecho de que no todas sois empresarias o emprendedoras, pero sí que coincidís en algo fundamental: todas estáis comprometidas con vuestro desarrollo y vuestro paso por el mundo. Y lo sé no porque tenga poderes especiales (que los tengo), sino que por qué otro motivo habríais de seguir a alguien que habla de psicología (vuestro desarrollo) y feminismo (vuestro paso por el mundo). También el binarismo corazón y dirección nos encaja bien en esta estructura.

Por eso, seas autónoma o no, esta actitud de emprendimiento, que el emprendimiento es muchas cosas pero sobre todo es actitud, es una necesidad de las muchas que nos requiere el mundo actual. Y no hablo de ponernos en situación de autoexplotación, que también nos da para un buen debate sobre estos nuevos sistemas de hiperproductividad y la sociedad del salvaje capitalismo moderno, hablo de la mentalidad del crecimiento de la que tanto oímos hablar, de transitar el camino del desarrollo de manera consciente.

Hace unos días escuché la expresión intraemprendimiento justo para referirnos a este hecho: profesionales que, trabajando por cuenta ajena, viven la vida y su trabajo con disposición de autiliderazgo, con verdadera capacidad de autogestión e intencionalidad.

La palabra expansión ha resonado al leerte con mucha fuerza y te diré por qué. Imaginamos la identidad como una efigie nítida de bordes definidos: Pintad en los ojos de la mente una figura. El concepto de expansión nos permite desdibujar estos límites, probarnos otras pieles y aumentar la posibilidad de la posibilidad: lo que eres y lo que puedes ser. Vivir la vida en actitud de expansión es vivirla con la ilusión del ¿y si?, con mentalidad de crecimiento, con la firme idea de que se pueden conseguir cosas si te lo propones: si tienes un buen plan, la dosis justa de paciencia y tesón y, por qué no, también un poco de suerte.

Pero tu pregunta era clara. María, ¿cómo?

«¿Cómo emprender para expandirse
con dirección y con corazón?»

Con corazón:

  • Escuchando tu voz interior. Esto parece, como dice mi colega Marina de Psicosupervivencia, psicología de mercadillo. Pero va, es en serio. Cuando una emprende se da cuenta rápidamente que cuando no escucha la vocecilla que le dice por aquí y no por allí, rápidamente empiezan los problemas.
  • Trabajando el autoconocimiento. En Feminismo terapéutico (Ed. Urano, 2018) tiro constantemente de una especie de mantra: Si no sabes quién eres, no sabes qué hacer. Y la expresión trabajando créeme que no ha sido fortuita. Hay que indagar, pararse bien a entender nuestra historia, por qué queremos lo que queremos, qué nos hace únicas y diferentes de las propuestas del resto.
  • Poniendo tus valores en el centro de la ecuación y no negociando. No comprometas en aquello que no te hace sentir bien. Las emociones suelen ser buena guía.

Con dirección:

  • Necesitas estrategia y para eso una debe construir desde el futuro y no al revés. ¿Dónde quieres verte en un año, en cinco, en diez? Una vez trazada la línea, habrás de identificar los pasos que te pueden llevar hasta allí.
  • Identifica qué constituye para ti un día ideal, es el mejor secreto para entender el trabajo que te hará feliz y que te encajará como un guante. A menudo nos dejamos cegar por las luces. Te pongo un ejemplo: Yo, que soy introvertida, me cargo muchísimo con las conferencias, las formaciones, los eventos, pero sé que son necesarios y los disfruto considerablemente. Construir todo mi perfil alrededor de la formación no sería en ese caso inteligente: necesito balancear la vida pública con la privada con aquellas actividades que me renuevan las energías. Dale vueltas a esto.
  • Las revisiones deben ser parte cardinal de tu trabajo. Vas a perder la dirección de tanto en tanto y eso está bien.
  • Procura planear tu emprendimiento de manera paralela a tus planes personales. No los separes o acabarás encontrándote con un conflicto de objetivos en algún momento que te impedirá avanzar en un sentido o en otro.
  • Pide ayuda cuando te pierdas, cuando te atores, cuando te angusties: puede ser en forma de MasterMind, en forma de mentora, de Coach, de amiga intergalática o de libro especializado en la materia. Pero la ayuda es fundamental.

Y aquí vamos a ir cerrando. Cotarela, te deseo toda la suerte del mundo en tu proyecto. No dejes de contarnos cuando lo pongas en pie para que podamos echarte una mano difundiendo.

10 septiembre 2019

El Consultorio: Carolina tiene miedo del futuro




Por fin ha llegado septiembre.

No sé a vosotras, pero a mí el verano me pesa muchísimo. Agosto me resulta un mes interminable, quizá por aquello de que soy del sur y aquí los veranos son fatigosamente eternos, pero he estado contando los días porque al fin atracase septiembre. Y como cada año, haciéndose rogar siempre un poquito más de lo que habría sido necesario, ha llegado.

Antes de adentrarnos en lo que hoy nos ocupa, un poco de organización, que este mes da mucho para esto.

Seguir leyendo

27 agosto 2019

EL CONSULTORIO: ¿Cómo compaginar crianza, pasión y trabajo?




Espero que estéis disfrutando de lo que va de verano, que estéis sacando partido de las tardes largas, los atardeceres lentos; que podáis estar aprovechando oasis de ratitos dedicados solo a vosotras. Ojalá hayáis hecho lo posible por crear ese espacio en el que explorar, jugar, crear.

Yo ando en el proceso y creo que puedo decir con firmeza que este verano lo he conseguido, aunque haya sido a tropezones y de aquella manera, como hacemos cada cosa los padres primerizos. Estoy creando una nueva web, un nuevo diseño precioso que eleve el trabajo tan fino que estoy tratando de hacer; nuevos productos para ofreceros cuando vuelva al trabajo oficialmente en enero, un podcast y un nuevo libro. También me he matriculado en un nuevo máster (¿dejaré de hacer postgrados algún día?) y estoy pasando más tiempo con la familia. Si sumas eso a que tengo un bebé de seis meses, verás que va en serio lo de que hemos querido aprovechar bien el verano.

Pero vamos a lo que vamos.

Seguir leyendo

1 agosto 2019

El Consultorio: ¿Cómo saber si me estoy dejando llevar por la inercia en mi vida?




Desde mi anterior newsletter me habéis honrado con multitud de consultas. Me habéis enviado vuestras dudas, vuestras aspiraciones, algunos de vuestros miedos incluso. Gracias a las que lo habéis hecho, os agradezco infinito la confianza.

A las que aún no enviasteis vuestra consulta, recuerda que puedes hacerlo uniéndote a la newsletter.

Seguir leyendo

7 marzo 2019

Newsletter 08.03.2019




Te mando esta newsletter desde el 7 por la tarde.

Porque el 8M yo paro.

El año pasado celebré este día acudiendo a la manifestación que estaba convocada en Londres. Fuimos cientos las que marchamos al ritmo de himnos bajo pancartas feministas. De aquel día recuerdo la sensación de piel de gallina, de estar presenciando algo muy grande y de encontrarme justo en el lugar en el que tenía que encontrarme.

Hoy no estoy en la manifestación, sino en casa con mi niño. Hoy mi contribución al 8M te la mando por correo, ya que no puede estar allí mi persona física, pero algo me une a la María de hace justo un año: también esta María se encuentra justo donde debe encontrarse.

Hoy, con mis posibilidades y circunstancias, quiero enviarte una serie de recomendaciones feministas de cierta actualidad que quizá no conozcas y que probablemente puedan gustarte. Dar visibilidad al trabajo de otras mujeres es piedra angular de por lo que hoy luchamos y me ha parecido una manera bellísima de reivindicar desde mi pequeña esquinita del  mundo.

Sé que si te recomiendo a Mary Beard y su ´Mujeres y Poder´o a Virginia Woolf y su ´Habitación propia´ te va a sonar a manido, así que he tratado de hilar más fino y rebuscar bien para poder aportarte. Las he dividido un poco a lo loco, que ya sabes que esta newsletter carece de estructura o de cotidianidad alguna, pero aquí prima más contenido que continente, así que allá van de aquella manera. Espero que, como a mí, te hagan conectar más contigo y con las otras. Te remuevan, te hagan temblar un poco.

En Instagram: Vanessa Rosales

Es ahora que me estoy leyendo su ´Mujeres vestidas´, pero en realidad a Vanessa la sigo desde hace al menos un par de años, primero por su blog, más tarde en Instagram y en Youtube. Sus aportaciones versan sobre un tema tan controvertido y con tantas capas como son la unión de la historia, la moda y el feminismo. Una colombiana que nunca se queda en la superficie, que rehúsa de situarse en blancos ni negros y cuyo talento literario y discursivo te funde literalmente los plomos. Soy muy muy fan.

En Youtube: Ayme Roman

Ayme habla sobre filosofía y teoría del feminismo. Publica poco, pero cada vez que lo hace es porque tiene algo importante que aportar. Estarás más o menos de acuerdo con algunas de sus tesis, pero lo que es indudable es que Ayme aporta una versión siempre crítica y clarividente de algunas de las nociones más complejas del feminismo, llevando sus reflexiones siempre un paso más allá de lo que dabas por entendido. Da gusto oírla hablar.

En Ensayo: María Sanchez

María, quien se dio a conocer como poeta a través de su ´Cuaderno de campo´ acaba de publicar un ensayo titulado ´Tierra de mujeres´. María Sanchez es veterinaria de campo y aprovecha las páginas de su nuevo libro para hablar de una España que dice, no está vacía, sino vaciada. En su narrativa invisible aprovecha para nombrar aquello que ha dejado de nombrarse y para restituir la importancia de la literatura de los márgenes, por medio de una voz que, a diferencia de aquello a lo que nos hemos acostumbrado, no es paternalista y condescendiente con el mundo rural y sus mujeres. María escribe precioso.

En Netflix: Russian Doll

Incluyo Russian Doll en estas recomendaciones porque necesitamos más personajes femeninos principales como este: multidimensional, incongruente, con giros inesperados, auténtico. Con una Natasha Lyonne absolutamente brillante (¡muy fan!), una historia compleja y unos diálogos de otra liga, esta ha sido una de las mejores series que he visto este año. Probablemente no es para todos los gustos, aunque ninguna de las recomendaciones de esta newsletter lo es.

En Tribu: Comunidad Extraordinaria

Extraordinaria es la comunidad de mujeres emprendedoras liderada por Gemma Filliol, y aparece en esta lista multicolor por dos motivos principales:

1. Por su buenrollismo. Es una comunidad abiertamente feminista cuyo ethos está cimentado sobre la base de la sororidad. Sus miembros se cuentan por cientos. Se reúnen varias veces al año y construyen siempre desde el entendimiento de que el género condiciona el enfoque de trabajo.
2. Porque en septiembre tengo el privilegio de haber sido invitada para participar como speaker y me cuentan que la vamos a liar muy parda.

Una reflexión: Sobre el ´empoderamiento´

Por último, una pequeña reflexión desde mi orilla: cuidado con la prostitución de la palabra empoderamiento. Cuidado con el feminismo individualista y neoliberal que cree que una se lo debe todo a una. Cuidado con la no deconstrucción del privilegio propio, con perder de vista la importancia de la hermandad, el olvido de la misión primera, que ha de ser siempre la demolición de una macroestructura que es culpable de nuestro síntoma. El crecimiento personal ha de ir siempre de la mano de esto. La psicología ha de ser siempre política en su sentido más filosófico, ha de hacer temblar las bases. Ahí es donde el feminismo es terapéutico, donde entendemos la raíz y solución de todo. No vaciemos de contenido una palabra que era y debe seguir siendo tan enorme.

Porque el 8M somos todas.

Con amor y mucha sororidad,
MF



 

19 febrero 2019

NEWSLETTER 20.02.2019




Santiago tiene los ojos azules.

El postparto huele a sudor dulce, a leche y a sangre. El puerperio tiene mucha más sangre de lo que nadie te cuenta. Y eso es solo uno de los secretos de los muchos que esta etapa esconde.

Seguir leyendo

23 enero 2019

Newsletter 25.01.2019




Hace unos días os planteaba en una de mis newsletters la importancia que tiene el que seamos capaces de no tener siempre visiones claras acerca de determinados temas. De cómo en ocasiones ciertas problemáticas necesitan de espacio y de tiempo para que nos definamos, y cómo incluso una definición definitiva puede no ser necesaria en todo caso.

Hoy quería compartir con vosotros uno de esos temas a los que yo misma le estoy haciendo espacio aún sin saber exactamente dónde me posiciono al respecto:

¿Debe la ficción ser moralizante?

Seguir leyendo

11 enero 2019

Newsletter 11.01.2019




Un tema común que ronda mi escritura es la conformación de la identidad desde el anclaje que proporciona el suelo del contexto: cómo construimos quiénes somos dentro de una esfera que impone expectativas, criterios, conflictos.

Le daba vueltas a este concepto cuando nació este texto:

Seguir leyendo

26 diciembre 2018

Newsletter 26.12.2018




Acabo el año a las puertas de la maternidad, que me trae las primeras reflexiones sobre qué significará educar en general y en el feminismo en particular.

Poco a poco y tras mucha masticación, comienzo a caer en la cuenta de que se parecerá mucho a inculcar y nutrir el pensamiento crítico (¿no os parece que lo hemos perdido un poco-mucho en esta era de la posverdad?).

Seguir leyendo

5 diciembre 2018

Newsletter 05.12.2018




Os escribo desde mi nueva vida, cuyo aspecto luce más o menos así:

Seguir leyendo

Llevo 5 años ayudando a otras Mujeres a conocerse mejor para encontrar su voz y su camino a través de la Psicología, el Coaching y la Formación individualizada. Escribo libros porque he comprobado en cientos de mujeres el poder de la conexión con una misma y con otras para crear una vida más plena, más rica y más creativa.

Frase de la semana

«No malgastes tu tiempo, pues de esa materia está formada la vida». Benjamin Franklin